Consulte el CIT
Empresas Matriculadas

Historia

El hito que marca el comienzo de CEPRARA se sitúa en diciembre del año 1903, cuando las Sociedades Unidas de Obreros Pintores hicieron llegar a los Patrones Pintores de Buenos Aires una circular de diecisiete artículos. A raíz de ello, los Empresarios Pintores se reunieron en una Asamblea, compuesta por 109 integrantes, el día 22 de diciembre de 1903, en un local de la calle Callao al 349.
Allí se propone la formación de la Sociedad de Empresarios Pintores con el objeto de defender los intereses de los empresarios y de formar un fondo para socorrer a los obreros víctimas de algún accidente de trabajo. El señor Enrique N. Wiquel, quien se había encargado de llevar a efecto dicha Asamblea, propone nombrar al señor Eduardo Aubine como Presidente, así como un Secretario, un Tesorero, un Pro-Secretario y un Pro-Tesorero, que constituyan el Consejo de Administración, moción que fue aprobada por los miembros presentes.
La asamblea fundadora se llevó a cabo el martes 19 de enero de 1904, en el local de la calle Callao 349, bajo la Presidencia del Sr. Eduardo Aubine, actuando como secretario el Sr. Enrique N. Wiquel, asistiendo a la reunión cuarenta y seis empresarios de la pintura. Se fijó al martes como día de reunión, tradición que aún se mantiene vigente.
Comenzaba una vida de incesante actividad. En 1920 se comenzó a tramitar la Personería Jurídica, y a circular la primera revista institucional, posteriormente llamada "Boletín de la Sociedad de Empresarios de Pintura".
El 13 de noviembre de1921, por expediente N° 70/1922, el Departamento de Justicia concedió Personería Jurídica a la Sociedad Empresarios de Pintura, por decreto firmado por el Presidente de la República, doctor Marcelo T. de Alvear.
En el año 1925 incorpora a su 1º socio adherente (denominado en aquel momento “socio protector”): ALBA S.A., categoría la que años más tarde se incorporaron Sherwin Williams, Tersuave, Sinteplast, Productora Química Llana, Pinturerías Rex, Pinturería Propimat y muchas otras empresas del sector de la pintura. Esta acción marca el comienzo de la participación y el apoyo de Empresas Proveedoras en la institución.
En 1934 se modifican los Estatutos de la institución, la que pasa a llamarse Sociedad de Empresarios de Pintura, nombre que continuará vigente hasta 1977, cuando pasa a denominarse Cámara de Empresarios de Pintura y Revestimientos Afines de la República Argentina (CEPRARA).
Finalmente, en el año 2003, y con el objetivo de adaptarse a las actuales prácticas del sector, modificó su nombre por el de Cámara de Empresarios de Pintura y de Restauraciones Afines de la República Argentina (CEPRARA).
Hoy, es una organización que agrupa a cientos de empresas, profesionales y fábricas del sector. Brinda numerosos servicios a sus asociados tales como seguros y ART, medicina laboral, asesoramiento contable, impositivo y de seguridad e higiene, entre otros.
A su vez, impulsa la capacitación y actualización de sus asociados y del sector, por medio de la organización de charlas dictadas por sus socios adherentes, profesionales y su equipo de asesores, y mediante la organización y participación en diversos congresos y exposiciones. Más aún, promueve la profesionalización del sector mediante la obtención de la Matrícula de CEPRARA, como así también la seguridad en la construcción mediante el Centro de Información Técnica (CIT).
Por último, CEPRARA participa activamente en la comunidad. Por un lado, mediante la pintura de monumentos emblemáticos del país tales como la Pirámide de Mayo, la Catedral Metropolitana, el Hospital de Pediatría Dr. Pedro Elizalde, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Obelisco (desde 1996 hasta la actualidad), entre otros. Por el otro, mediante la creación de una Escuela de Capacitación en el año 2009, inserta en el programa Formación e Inclusión para el trabajo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y que continúa funcionando hasta hoy.

Leave a Reply